bomberos Noticias

En dos semanas Bomberos debe desalojar su cuartel



  • Tras un largo y adverso  proceso judicial, el Cuerpo de Bomberos de Melipilla deberá desalojar  una  parte del  terreno de su cuartel, ubicado por calle Valdés altura 466, luego que no pudieran acreditar formalmente su dominio en tribunales.

    El Superintendente Sergio Meza, indicó que la fecha fatal para abandonar las instalaciones donde actualmente funciona la central de alarmas y la guardia nocturna  es el  28 de agosto: el cambio tiene un alto costo y esto complica a Bomberos. “Eso es efectivo y ya nos damos por notificados de la orden de desalojo que nos da un plazo máximo de 15 días hábiles, es decir el 28 de agosto y en este momento nosotros estamos apelando a la buena fe y ojalá a la conciencia de la familia González Saavedra y al Abogado Jorge Díaz que es quien los representa, para que nos pueda dar a lo menos hasta la segunda semana de septiembre para poder sin problemas de acá. Antes de esa fecha no podríamos dejar al Cuerpo de Bomberos operativo. Sería muy pronta la salida y muy brusca porque en este momento no tenemos los medios económicos para absorber este gasto que significa salir tan rápido”.

    Meza explicó que el principal problema es la central de comunicaciones “Vamos a quedar con la columna vertebral de este Cuerpo de Bomberos detenida, quedamos sin comunicaciones  a nivel de Cuerpo de Bomberos no tan solo de aquí de Melipilla, esto significa dejar incomunicados los sectores de Mallarauco-Bollenar y también Pomaire y la tres compañías de acá. Para nosotros es bien complicado y bien serio”.

    Más adelante explicó el costo que significa realizar el traslado “En estos momentos a nosotros  nos cuesta alrededor de 15 millones de pesos cambiar la central de alarmas y esa plata no la tenemos, es por eso que apelamos a la conciencia de la familia que nos puedan prolongar un poco más la salida, estamos conscientes que debemos entregar el terreno pacíficamente y como la ley manda, en eso no hay dos lecturas”.

    Respecto a parte del patio de máquinas que también se verá afectado por este fallo de la Corte Suprema, el jefe bomberil indicó se están  haciendo todas las gestiones necesarias para formalizar la compra del  terreno ubicado en Barros, el cual será financiado una parte por la Junta Nacional y la otra por el municipio. “Una parte de esta estructura ya la hemos sacado y es la desplazamos al sector de Pomaire, mientras que lo que queda acá de pie la vamos a trasladar a Barros. La Junta Nacional en estos momentos está haciendo los trámites con la familia comprando el terreno para que nosotros nos podamos desplazarnos  hacia allá y adaptar la casa que está incluida en el terreno”. Si algo sale de acuerdo a lo presupuestado, Sergio Meza reconoció que quedarán literalmente en la calle. “Esperemos el llamado de la Junta Nacional, que debiera ser a más tardar el miércoles y si por algún motivo la salida fuera brusca, nosotros no tendríamos nada más que hacer, es feo decirlo pero nos dejarían en la calle, máquinas y  todas las dependencias de la Primera Compañía” dijo finalmente la autoridad bomberil.