Los pequeños mineros chilenos se retiraron del bono del precio del cobre

Antofagasta (Chile) (AFP)

Hugo Morozo selecciona individualmente las rocas que extrae de la pequeña mina de cobre Kiara en las montañas Viguna McKenna en el norte de Chile, que posee algunos de los depósitos de cobre más grandes del mundo.

Chile produce el 28 por ciento del cobre mundial. Este mineral representa del 10 al 15 por ciento del PIB de América del Sur, la mayor parte del cual se exporta a China, el mayor consumidor del mundo.

Pero con el precio del cobre subiendo a más de $ 10,000 la tonelada, no se puede decir lo mismo de los ingresos del Marruecos de 70 años.

“Mi hijo no quiere que siga en el negocio de la minería”, dijo Morozo, y agregó que su columna vertebral le gana 500.000 pesos (60.660) al mes.

La mina Kiara se encuentra a 130 kilómetros (80 millas) al sur de Antobagusta, un refugio para las empresas mineras de cobre como BHP en Australia, propietaria de la base Escondida, y Codelco, el estado chileno que opera el sitio de Suvikamata.

Los mineros de esos sitios ganan dos millones de pesos (7.700) mensuales, cifra superior al promedio nacional.

Antobagusta, a 1.300 kilómetros de la capital Santiago, es conocida como la “capital de las minas mundiales” y representa entre el 25 y el 30 por ciento de las exportaciones de Chile.

La pobreza urbana, una de las más caras del país, aumentó del 5,1 por ciento en 2017 al 9,3 por ciento en 2020.

“Hay gente en esta ciudad que puede vivir como Europa, y hay lugares donde no hay agua para que otros vivan en campamentos (improvisados), hay dependencias, caminos sucios, y eso es lo que te enoja”, dijo un sacerdote. , Felipe Perios, quien vivió en el área de Simba de la ciudad durante seis años.

Simba está ubicado cerca de un cubo de basura en medio de las montañas secas de la ciudad y tiene 1,000 familias viviendo en cabañas de madera.

Muchos son inmigrantes de Colombia, Bolivia y Perú.

“Representa el 10 por ciento del PIB del país, pero solo recibe el dos por ciento de la inversión. No se ven grandes carreteras, no se ven buenas escuelas, no se ve mejora en la infraestructura hospitalaria”, dijo el gobernador electo Ricardo Dias. AFP.

– ‘Muy difícil pero independiente’ –

Mineros de poca monta como Morozo hurgan en las rocas y encuentran aquellos con más cobre para vender a la Enemy National Mining Company.

# Photo1

Las grandes empresas mineras utilizan máquinas para este tedioso trabajo.

Hace un año, una tonelada de rocas con un contenido de cobre del 2,5 por ciento recibió 43.000 pesos (59 dólares); Ahora ha subido a 109.000 pesos (150 dólares), pero el salario de Morozo ha sido escaso durante tres décadas.

“Sé cómo hacer esto”, dijo a la AFP.

Las condiciones laborales son difíciles. Durante el día, el sol golpea el desierto azotado por el viento, mientras que por la noche la temperatura desciende drásticamente.

Es un consuelo que el trabajo sea ahora más seguro de lo que era para los padres de los mineros.

Los trabajadores tienen máscaras y una máquina, rompen piedras.

Anteriormente, tenían que cubrirse la nariz con calcetines húmedos para mantenerse alejados del polvo y tirar de carros rocosos en una pendiente.

El aumento de los precios del cobre al menos ha creado más puestos de trabajo.

Enami dice que ha registrado a más de 1.400 pequeños mineros y se han reactivado más de 80 operaciones desde 2020.

La mina Kiara reabrió en agosto de 2020 después de estar cerrada durante tres años.

“Es un buen negocio, pero hay que tener a las personas adecuadas y cuidar a las personas que trabajan contigo”, dijo Lionel Alvarado, uno de los propietarios de la mina Kiara, que se encuentra a 2.400 metros (7.875 pies) sobre el nivel del mar. .

– ‘Es hora de reconsiderar’ –

Puede haber cambios en la industria minera de Chile.

# Photo2

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley presentado por partidos de izquierda -para ser discutido en el próximo Senado- que aumentaría los impuestos a la extracción de recursos naturales no renovables con el objetivo de invertir dinero extra. En comunidades mineras.

La comisión, que está reescribiendo la constitución dictatorial de Chile, también está planeando cambios para explotar los recursos primarios.

El gobierno espera que el actual impuesto sobre las ventas del 40 por ciento aumente al 70 por ciento, una cifra similar a la de otros grandes países mineros como Australia y Perú.

“Reconocemos que la minería puede hacer un mayor aporte al desarrollo del país y de las comunidades en las que se ubica, pero (el proyecto de ley) podría tener el efecto contrario y llevar a una caída en la inversión y la producción”, Edgar Blanco, subsecretario del estado para la minería, dijo a AFP.

Sin embargo, Christina Dorador, científica que representa a Andobagusta en la comisión que reescribe la constitución, cree que “es hora de reconsiderar estas prácticas de extracción económica como modelo de desarrollo”, considerando el gran daño al medio ambiente.

“La gente no comprende cómo un área que parece tan rica puede ser tan pobre y desigual al mismo tiempo porque la segregación también genera desigualdad”, dijo Dorador a la AFP.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Somos Melipilla